jueves, 20 de enero de 2022

SE LLAMA SISTEMA SOLAR UN POEMA DE POESÍA MASCULINA DE LUNA MIGUEL

 

 

 

 

SE LLAMA SISTEMA SOLAR

 

 

 

había una luz de neón con forma de rayo

que ella me regaló cuando cumplí los veintinueve

había unas velas aromáticas que nos dieron

en la despedida de solteros pero que nunca usamos

porque siempre preferimos el olor de nuestros cuerpos

había un concierto de metronomy en el tomé speed

mientras sonaba nuestra canción de los domingos

y ella bailaba con un escritor británico al que nunca besó

aunque en cierto modo lo quería

había tantas tantas tantas botellas de vino blanc

pesacador y las abríamos con tanta tanta tanta

agilidad cuando la casa de veinticinco metros cuadrados

se llenaba de amigos

había amigos

y había amigas

y durante algún tiempo no hubo amigos ni tampoco

amigas pero sí mucho trabajo y la misma cantidad de

botellas cuyo precio se elevaba al compás

de nuestros sueldos tanta tanta tanta felicidad había

era una felicidad incalculable y de un color chasqueante

había una taberna de quesos

en la que querríamos haber hibernado

una oficina en la que perdimos nuestros mejores años

y también una pelea cada ciento veinte horas

había una libreta donde anoté

todas las veces en las que su rostro gozaba

todas las veces en las que mi pecho reía

todas las veces en las que dije esto siempre debería ser así

 

 

 

Luna Miguel

Poesía masculina

 

La Bella Varsovia


miércoles, 19 de enero de 2022

UN FRAGMENTO DE UN POETA EN NUEVA YORK CONFERENCIA-RECITAL DE FEDERICO GARCÍA LORCA

 

 

 

 

   Y, sin embargo, lo verdaderamente salvaje de Nueva York, no es Harlem. Hay vaho humano y gritos infantiles y hay hogares y hay hierbas y dolor que tiene consuelo y herida que tiene dulce vendaje.

   Lo impresionante por frio y por cruel es Wall Street. Llega el oro en ríos de todas partes de la tierra y la muerte llega con él. En ningún sitio del mundo se siente como allí la ausencia total del espíritu: manadas de hombres que no pueden pasar del tres y manadas de hombres que no pueden pasar del seis, desprecio de la ciencia pura y valor demoniaco del presente. Y lo terrible es que toda la multitud que lo llena cree que el mundo será siempre igual, y que su deber consiste en mover aquella gran máquina día y noche y siempre. Resultado perfecto de una moral protestante, que yo, como español típico, a Dios gracias, me crispaba los nervios.

 

 

 

Federico García Lorca

Un poeta en Nueva York

(Conferencia-recital)

 

Edición de Hilario Jiménez Gómez

 

Planeta Clandestino #225

Ediciones del 4 de agosto


martes, 18 de enero de 2022

VUELVEN LAS TERTULIAS LITERARIAS DE ALGORTA MAGGIE O'FARREL LA EXTRAÑA DESAPARICIÓN DE ESME LENNOX

 

Hace dos años la pandemia interrumpió las tertulias literarias de Algorta que venían celebrándose desde hace muchos años. Este jueves, a las 8 menos cuarto, en el Casino de Algorta nos reunimos con un excelente libro de Maggie O'farrel, La extraña desaparición de Esme Lennox. Presenta el libro Conchi Belloso


lunes, 17 de enero de 2022

MI VOZ I UN POEMA DE MÚSICA PARA MONSTRUOS DE RAFAEL GARCÍA GODOS SALAZAR

 

 

 

 

MI VOZ I

 

 

 

Contra la pared

todo está bien

contra la pared

ya estoy convencido de que sí

todo está bien

házmelo

 

contra la pared

 

te olvidas de lo que vas a decir

luego te quedas tranquilo

piensas en las muchas cosas

que llegas a escuchar

cuando hablas solo otra vez

 

y no te escuchan

porque hablas de buscar un Jardín

 

y no te escuchan

no te entienden

 

qué es un verso libre

porque todos creen en la historia de la máscara de barro

y huyen como putas de los lugares comunes

 

DE SUS POEMAS MÁS VACÍOS

 

a todos los vi correr

contra la pared

todo está bien

ya estoy convencido de que así es

contra la pared

lo paso bien                         mientras                  mi generación quiere

consagrarse

 

y yo estoy convencido:

son mis palabras con lo único que cuento para darme placer.

 

 

 

Rafael García Godos Salazar

Música para monstros

 

Ediciones Liliputienses


sábado, 15 de enero de 2022

TRES POEMAS DE ROJO-DOLOR ANTOLOGÍA DE MUJERES POETAS EN TORNO AL DOLOR

 

 

 

 

AMALIA BAUTISTA

(1962)

 

 

AL CABO

 

 

Al cabo, son muy pocas las palabras

que de verdad nos duelen, y muy pocas

las que consiguen alegrar el alma.

Y son también muy pocas las personas

que mueven nuestro corazón, y menos

aún las que lo mueven mucho tiempo.

Al cabo, son poquísimas las cosas

que de verdad importan en la vida:

poder querer a alguien, que nos quieran

y no morir después que nuestros hijos.

 

(Cuéntamelo otra vez, 1999)

 

 

—————————————————

 

 

ANA ARES

(1971)

 

 

PARA HACER EL VACÍO

 

 

Hágase un agujero

en un objeto hermoso.

 

Para ello, busque siempre

recónditos auspicios de dulzura,

una pequeña mancha o picotazo.

Es bastante una peca o un lunar,

una boca, un oído.

 

—Valga también

allí donde una arruga

revele el material más delicado—.

 

Perfore lentamente.

Hágalo un arte.

Aplique entonces

su completa intención sobre la llaga.

Pegue los labios, selle la hendidura

y que ya nada entre ni salga del objeto

si no lo da su boca o lo requiere.

 

Libre, pero inocule.

 

Una promesa ahuyenta

durante días la coagulación.

Que sea su saliva un agua escurridiza

que no solidifique,

ni deje opción alguna

a instantes posteriores.

 

Deténgase cuando el objeto pierda

el contorno admitido de su forma,

cuando sea

cualquier otra cosa.

 

(Atreverse al mar, 2008)

 

 

—————————————————

 

 

MARÍA GARCÍA ZAMBRANO

(1973)

 

 

[SOY LA DULCE LETANÍA DE LOS NIÑOS MUERTOS…]

 

 

Soy la dulce letanía de los niños muertos en este hospital.

La silenciosa que seca sus lágrimas.

La que reza por cada neonato.

 

Soy el asombro del miedo        el ahínco

el paso firme por baldosas que se mueven.

(Mis labios pueden amar la espina

besar los bordes afilados de la rosa).

 

Soy la madre asistida por la madre

y firmamos el armisticio con los bisturíes.

(Mi cuerpo se bate contra la patología).

 

Soy la escriba que registra el latido

de una vida encarnada en la magia.

(Las manos no se ahogan en un mar que anega

camillas y goteros).

 

Soy recipiente de un líquido inflamable.

La tierra el surco el árbol

la luz alógena de este amanecer.

 

(Hundo mis pies en lo real y te libero, hija mía,

de los falsos sabios).

 

(La hija, 2015)

 

 

 

Rojo-dolor

Antología de mujeres poetas en torno al dolor

 

Edición de Ana Castro

 

Editorial Renacimiento


viernes, 14 de enero de 2022

DOS POEMAS DE UNA COSA ES UNA COSA Y OTRA COSA ES OTRA COSA DE ISABEL MARTÍN

 

 

 

UNA PERSONA**

 

 

Desde septiembre de 2018 sé que,

teóricamente, yo también soy una persona

 

Mira si yo estaba sola

 

Yo parezco una, lo sé

por fuera lo parezco.

 

Tengo algunas cosas,

cosas características de personas.

Piel, por ejemplo.

 

Mira si yo estaba sola

 

Eso dicen,

que yo también soy,

 

yo

también

una persona

 

Que por tener no tenía

que ni a mi propia persona

Que por tener no tenía

que ni a mi propia persona

 

yo

también.

Mira si yo estaba sola*

 

* Cantes por tangos, autoría no encontrada.

** El feminismo es la idea radical que sostiene que las mujeres somos personas. Angela Davis

 

 

—————————————————

 

LAS SOCIAS

 

 

En mi opinión, para acuerpar la sororidad

nos toca hacer dos cosas: desmontarnos la

misoginia interiorizada, el autoodio a nosotras

mismas por el hecho de ser mujeres criadas en

esta cultura patriarcal y, luego, desmontarnos

la misoginia hacia fuera, hacia las otras.

 

Las compañeras,

las socias,

las primas,

comadres

vecinas

no-so-tras,

vamos ahora de la mano

 

Mira ya no estaba sola

Mira ya no estaba sola

 

Haciéndonos el camino este de la vida

digna posible juntas, aprendiendo liderazgos

entrañables

que ya no vale eso de competir por el

príncipe…

 

Mira ya no estaba sola

 

Hemos salido a las calles sabiendo que somos

porque ellas fueron

Y que llevamos mil mujeres de las manos

acompañándonos y empujando…

que ya no callan,

que-no-ca-llan

y sin callarnos…

Sin más silencios

 

Contra sus Manadas…

socias de la vida

 

Mira ya no estaba sola

Mira ya no estaba sola

Que por tener si tenía

que y a mi propia persona

Que por tener sí tenía

que y a mi propia persona*

 

 

* Cante por Tangos, letra modificada de autoría no encontrada.

 

 

 

Isabel Martín

Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa

 

A Fortiori Editorial