miércoles, 13 de marzo de 2019

PRESENTACIÓN DE BI DE IDOIA CARRAMIÑANA MIRANDA

La poesía de Idoia es un territorio libre, donde huye de lo superfluo, reclama el valor de lo que esconden y minimizan para ponerle nombre y apellidos e inventar un nuevo idioma acercándolo a su lengua materna, un idioma donde el género no sea un problema y todas seamos iguales, un idioma donde su eco sea ecuánime, inesperado y sorprendente. (Ibon Zubiela Martín)



martes, 12 de marzo de 2019

TRES POEMAS DE IDOIA CARRRAMIÑANA MIRANDA





BIDE-ERTZAK


Agian
gazteegia naiz
zer egin nahi dudan
jakiteko
edo aldiz
zaharregia
betikoa ez den
zerbaitetan jarduteko.

Ez dakit
urteak
joan omen diren,
ni izaten jarraitzen dudan
edo beste baten azala
jantzi dudan
hutsegitez.

Begi ak itxita
nindoan
eta bat-batean
espaloia jaitsi eta
amildegi zabalera
salto egin dudan
nola
ez dakit.

Agian
ez da hauxe bidea
edo baietz badela
pentsatzen dut
ordea
izarrei begira,
goiko argi hilak
nire begietan
islatutakoan;

beharbada

nahastu ditut
nire barrunbeko autobidea
eta arruntasunaren
bide-ertzak.


ARCENES


Quizás
soy demasiado joven
para saber
qué quiero hacer
o por el contrario
demasiado mayor
para andar haciendo algo
que no sea lo de siempre.

Desconozco
si han pasado los años,
si sigo siendo yo
o si me habré vestido
con la piel de alguna otra persona
por error.

Caminaba
con los ojos cerrados
y de repente,
al bajar la acera,
desconozco
cómo he llegado
hasta este
gran abismo.

Quizás
no es éste el camino
o a veces pienso
que quizás sí lo sea,
cuando miro las estrellas,
esas luces marchitas
de ahí arriba
que se reflejan
en mis ojos;

quizás

he confundido
la autovía interior
con los arcenes
de la simpleza.


HUMUS


Zenbat feminismo mota,
zenbat teoria bizi omen direz
nire mihiaren atzealdean…
1, 2, 3, 4, 5…
Batek daki!
Zenbatezinak direz
nire aluko orbainak
minuturo
munduratzen dauzenak.
Arima zenbat aldiz
jipoitu edo laztandu deusten
araberako
hizkume sortu barriak
odol tantetan gorpuzten jataz,

barra-barra,
hankatartean.
Minaren truke
irri baten angelu ahurra,
baina nire sorbaldak
itxura berberari
eustea erabaki dau,
lekuz kanpoko
konkorra,
ipuin bako
logale luzea.
Zergatik ez
ahaztu apur baten
zakil-alu binomioa.
Ikusi dogu nahikoz
mundua ezin dala
bitan zatitu
Ez dago bi,
ezta ni
edo zu ere
GU baizik
eskuz esku
abegia aldatzera gatozenak.
Horixe bera dogu
Feminismoa
Feminismus
Femina
Gehi
Humus
Humusa
Zorua
gure erraien negarrek
bedeinkatutako lurra.
Azken batean hortara
helduko direz
gure euri guztiak.


HUMUS


¿Cuántos tipos de feminismo y
cuántas teorías viven acaso
detrás de mi lengua?
1, 2, 3, 4, 5…
Nadie lo sabe.
Son incontables
aquellas que alumbra
a cada minuto
la cicatriz de mi vulva.
De acuerdo con las veces
en que me han lastimado o acariciado
el
alma
cachorros verbales recién nacidos
toman cuerpo en gotas de sangre
que rebosan
entre mis piernas.
A cambio del dolor
se ofrece
el ángulo cóncavo de una sonrisa,
pero mi espalda
ha decidido mantener
la misma postura:
una joroba
fuera de lugar,
un sueño interminable
falto de cuento.
¿Por qué no olvidamos
por un momento
el binomio vulva-pene?
Ya hemos comprobado
suficientemente
que no se puede dividir
en dos el mundo.
No existe tal división,
ni el yo, ni el tú,
sólo el nosotres
con intención de cambiar el semblante
mano con mano.

Eso mismo es lo que es el feminismo
Feminismus
Femina
y
Humus
Humus
Campo
tierra bendita
de los llantos de nuestras entrañas.
Al fin y al cabo
allí es donde van a desembocar
todas nuestras lluvias.


LAU MINUTU – GERNIKA


4 minutu nahiko izan ziren
dena zapuzteko
4 minutu irrien angelu ganbila
guztiz okertzeko
4 minutu,
istant ñimiño
historiari puntada zorrotzak josteko
bihotz ondoko patrika gainean.
4 minutu
ikasteko
4 minutu
ez ahazteko
4 minutu
besterik ez.


CUATRO MINUTOS - GERNIKA


4 minutos fueron suficiente
para destruirlo todo.
4 minutos para quebrar por completo
el ángulo convexo de las sonrisas.
4 minutos
un instante diminuto
para coserle a la historia puntadas mordaces
sobre el bolsillo, junto al corazón.
4 minutos
para aprender
4 minutos
para no olvidar
4 minutos
nada más.




lunes, 4 de febrero de 2019

CINCO POEMAS DE CARMEN BELTRAN




la punta del iceberg
el poema
debajo
su corazón de hielo
enraizado en la herida
que lo provoca



————————————



sosteniéndonos

este terco aprendizaje
de las caricias
salvando el mundo



————————————



estarás a la intemperie
que es lo que queda
lejos del poder
y de sus focos

sólo ahí se es libre
y también desgraciado
(no conozco yo aún
premio sin herida)

contigo crecerán
tus cicatrices
ámalas
cuídalas
porque serán
el mapa que te explica

en ellas florecerá la luz
de quien te quiera



————————————



perdí todo
lo que no fue tuyo

no sabe de amor
quien se siente entero



————————————



por qué hoy la poesía
para qué
para mantener una luz encendida
porque bebés siguen naciendo
cachorros flores
hermosas
dignas
posibilidades
y nadie sabe qué los llama
porque en algún momento todos
extendemos los brazos
necesitamos agarrar
personas calor cosas
algo
y ese algo
bien puede ser un poema



————————————



Carmen Beltrán
La meteoróloga de sí misma
(Antología personal 2004 – 2014)

La cabaña del loco



miércoles, 16 de enero de 2019

ISABEL MARTÍN PRESENTA 90.3 DE VACIANTE EN LOUISE MICHEL LIBURUAK





Isabel Martín Ruiz (Huelva) es de Punta del Moral, esquina de levante de la Isla Canela. Es urbanista de lo cotidiano de profesión, y escribe cuentos, poesía y textos de opinión en primera persona por activismo colectivo y supervivencia propia. Le (pre)ocupan la vida: el feminismo, el (sub)desarrollo territorial, el valor de lo cotidiano y su carácter político, la historia y su memoria. La singular Editorial Crecida la eligió para el único título que publica al año: “90.3 de vaciante”. El jueves, día 17 de enero, a las 19 horas en Louise Michel Liburuak podemos compartir su poesía de feroz ternura.

domingo, 13 de enero de 2019

TRES POEMAS DE ISABEL MARTÍN DE 90.3 VACIANTE




¿tú de quién ereh?






¿Yo?
De la Damiana, la de Mariquita Simón López
y del tío Diego de la tía Damiana.



En las noches de luna y clavel
de Ayamonte hasta Villa Real
sin rumbo por el río...”(1)
La hermana de María.

La sobrina de Simón, Felipe y Ana.

La de la Tata Beatriz y el tito Andrés el Bolero.
La prima del “Chapa”, el Juan y el Miguelito (de la Tata).

Soy la de:
¿cuándo va’ a vení’ pa’ hacerte las papas con pintarroja (2)?

Agüela, pa’ mí no eshe cohto (3)
que estoy más liá que un palangre (4) aquí
y no sé cuándo voy a poder tirar pa´ Poniente (5),
aunque te digo una cosa,
hay gaviota’ en tierra6, barrunta vendavá’(7),
así que de aquí a na’ estoy en La Punta.

Amá, ve aviando unas peluitas (8).
Y en las playas de Isla
se perdieron las dos,
donde rompen las olas...”


1. ”María la Portuguesa” Carlos Cano, 1990.
2. Pintarroja: tipo de tiburón.
3. Para mi no eches costo. Costo : avituallamiento que se lleva en el barco para la comida de los marineros.
4. Palangre: tipo de aparejo utilizado para la pesca artesanal consistente en una línea única, principal ramificada con líneas de anzuelos conectadas a ella.
5. Poniente: la Punta del Moral se encuentra en la Isla Canela, en la frontera con Portugal. A no ser que estés en el lado portugués del Guadiana, tú siempre te encuentras al levante de la Punta, por tanto, si quieres ir hacia allí, tu dirección siempre será Poniente. “Tirar pa´ poniente” significa ir hacia la Punta desde cualquier punto que estés (a este lado del río).
6. Hay gaviotas en tierra: indicador de que hay o habrá mal tiempo.
7. Barrunta vendaval: tener la sensación de que va a ocurrir una cosa, en este caso “parece que va a hacer mal tiempo, que puede haber viento muy fuerte”.
8. Amá ve aviando unas peluitas: Mamá, ve preparando mi pescado favorito. Peluitas, también se conocen como pelujilla, peludilla, tapa… Se parecen a las acedías o a un lenguado pequeño.
Nota tercera edición: la frase “Amá ve aviando unas peluitas” es imperativa. Da por supuesto que la madre tiene que efectuar esos cuidados porque es lo que el rol de género atribuye como un deber intrínseco a su condición como mujer. No hay atisbo de reconocimiento ni gratitud de quien la pronuncia sobre todo lo que ha de pasar para poder comer ese pescado: comprarlo o recogerlo de “anca” la Tata, limpiarlo, ponerle la harina, preparar la sartén, freírlo, poner la mesa, servirlo, recoger, limpiar todos los cacharros y la cocina.
Una frase que incorpore que otro mundo mejor es posible podría ser: “Amá, voy aviando unas peluitas, ¿tú quiereh? Po´ toma un vinito y sientaté que ya estoy terminando de freírlas”. Y te sientas con tu madre a comerte el pescaito, cuidao`las espinas están a los lados y son mu´ chicas









Ellos machan


En nuestra sociedad los hombres han sido los autores reales
o potenciales de la guerra. Desde que los hombres nacen, se
les forma y moldea para que sean capaces de ejercer poder
político, de identificar sus intereses con la nación-estado y de
destruir la vida. Los hombres han estado en una posición que
les ha permitido prepararse para la guerra,
declarar la guerra y hacer la guerra.(12)


Fernando Hernández Holgado



Los machos machan a sus anchas a lo largo del mundo.
Los machos van machando hacia sus guerras,
las guerras
que han hecho sus machadas.



Los machos machan y a su paso
la desigualdad continúa más grande cada vez.



Los machos machan a sus anchas



y nosotras,
seguimos haciendo en las sombras
que el mundo
no se muera.






12. Miseria del militarismo: una critica del discurso de la guerra. Cap V: Mujeres y guerras. Militarismo y patriarcado. Fernando Hernández Holgado



Check out


[...] el 25,96% del total de casas (Feria-San Luis) ya son de uso turístico.
Los datos confirman que la zona «está saturada», así como el temor
vecinal de que «cada vez hay menos viviendas y más caras», con una
subida del veinte por ciento en el precio
del alquiler en el último año.


El correo de Andalucía. Sevilla/ 16 abril 2018

Nuestras abuelas ayer,
luchando para “darles estudios”:
fregaron sus suelos,
cocinaron sus guisos,
blanquearon
sus paredes,
lavaron a mano sus ropas…



Nosotras hoy,
con dos carreras y un máster:
fregamos sus suelos,
limpiamos sus sábanas,
barremos sus pelusas,
chequeamos su entrada al apartamento,
check in a partir de las cinco,
check out antes de las doce,
las llaves en el buzón…



Pues algo sí hemos cambiado.






Isabel Martín
90.3 de vaciante
Editorial Crecida





miércoles, 2 de enero de 2019

QUO VADITIS UN POEMA DE MARGARET SACKVILLE




QUO VADITIS?


«¿A dónde vais,
pálida fila de hombres rotos?»
¿Cómo saberlo?
A morir. Si pudiéramos morir dos veces, moriríamos de nuevo.

«¿Por qué?» La llamada
de una voz extraña. ¿era de muerte o de nacimiento?
Vinieron a nosotros,
a todos nosotros, los hombres de toda la tierra.

«¿Y con qué fin?»
No preguntamos, pero vemos
la misma luz que se enciende en nuestro amigo
brillar en el rostro de nuestro adversario.

«¡La misma luz, la misma maldición!
¿Y con qué propósito?» Yacemos
en lo profundo de un mismo útero,
los muertos, los muertos juntos en un solo sueño.


Margaret Sackville

Nada tan amargo
Seis poetas inglesas de la primera guerra mundial

Vera Brittain, Rose Macaulay, May Wedderburn Cannan, Jessie Pope, Margaret Sackville y S. Gertrude Ford

Edición literaria y traducción de Eva Gallud Jurado