sábado, 2 de julio de 2022

CINCO POEMAS DE DESDECIR DE EVA HIERNAUX

 

 

 

 






siempre quedará una oración que repetir entre dientes

un lago que trazar con el índice

una huella de olor que vestir de oportunidad

las horas sin aliento quebrarlas para el regreso

tú      yo          el otro      todos los nosotros vigilantes inquietos

por el improbable apaciguamiento del verbo

ese verbo que se arrastra lamiendo nuestras sombras

para que no olvidemos de dónde venimos

como si pudiéramos     como si pudiésemos

como si tuviéramos una oración vertebrada entre nuestros dientes.

 

 

—————————————————

 

 

Por mucho que las nombres

no las poseerás nunca.

 

Las palabras, pájaros esquivos

alzan el vuelo

con el sólo vibrar del aire.

 

 

—————————————————

 

 

Qué avidez de la piedra

en ser lanzada

al centro de la voz.

 

Y sepultar.

 

Y ser ella la que hable.

 

 

—————————————————

 

 

dolor en la base de la palabra

en la raíz manchada

de ayeres

linde de la boca

que quiere decir

 

 

—————————————————

 

 

Si no fuera por el murmullo del arroyo

diría que el mundo se había parado

 

Tanta quietud que abisma

Da nombres a lo que no quiere ser llamado

 

 

 

Eva Hiernaux

Desdecir

 

Ediciones Contrabando



viernes, 1 de julio de 2022

DECIR TENGO UN MIEDO UN POEMA DE MARÍA GÓMEZ LARA EN EL LUGAR DE LAS PALABRAS

 

 

 

 

DECIR TENGO MIEDO

 

 

 

y si lo mío es salvarme con palabras

 

 

 

tal vez decir

 

 

tengo miedo                  escribir tengo miedo en algo ayude

 

tengo miedo                     y ya no sé

 

ya no distingo entre todos                los matices                del miedo

 

que me siguen

que me agobian me entorpecen

 

tengo miedo de mí

 

tengo miedo de mi corazón roto

tengo miedo de que nunca se repare

de que se quede así quebrado para siempre

 

tengo miedo de mi corazón-cicatriz

 

tengo miedo de que sea                    una herida abierta

 

tengo miedo de los médicos

de lo que vayan a encontrarme

 

tengo miedo de quedarme

aquí

estancada

 

tengo miedo de ti

 

de no librarme nunca

de que no te vayas

 

de que esta vez

 

pensar

no baste

 

de que las palabras

no sean

suficientemente materiales

para cubrir tu hueco

 

de que no sean tan hábiles

para cerrar heridas

 

de que mi cerebro

me traicione

 

tengo miedo de ser tan frágil

 

tengo miedo de ser

tan fuerte de lo triste

tan fuerte de lo rota

 

 

 

María Gómez Lara

El lugar de las palabras

 

Editorial Pre-textos


jueves, 30 de junio de 2022

UN POEMA DE LA FILTRACIÓN DE LA LUZ DE SIHARA NUÑO

 

 

 

 

Explosión poética, descompresión del poema.

 

La composición casi cuántica del verso, casi atómica,

poco poética;

casi cuántica, a veces cáustica.

 

La lavadora no engorda y la radio no me contesta.

 

Nanocentrismo empírico, nada estilístico;

la palabra desahucio, todas las vocales onomatopéyicas

y la energía etcétera.

 

Los neutrinos atraviesan el verbo;

carnicerías y mercados venden relámpagos apagados.

 

4 % de la materia conocida conforma el universo,

sólo el 4 % nos es familiar.

Familiar por decir algo.

Los números primos por ser los primeros, si subo el

punto bajo el cero.

 

El microondas es nocivo para el pensamiento.

La salud es cosa de pocos, el refrigerador no hace

escarchar

y no congela el tiempo, envejecemos.

Morir es natural, como la naturaleza de un caramelo.

 

Energía oscura y materia oscura, eufemismo para

nombrar lo que no sabemos.

75 % de negritud fluctuando desconocidamente;

21 % de oscuridad que no refleja ni emite luz.

 

Para ver es necesario desenfocar la vista, para saber…

¿Quién sabe?

 

Las cucarachas, ayer llamaron a mi puerta, traían con

ellas la verdad, pero yo estaba indispuesta.

Radioactividad estratosférica, casi política, más bien

masiva.

 

Las ondas gravitatorias se fueron a un campamento,

creían que era de verano

pero era un campamento frío de refugiados.

 

La fuerza de algunas cosas no desgarra la realidad, no

la atraviesa,

ni la descompone, el cascarón no se rompe.

 

De pronto la nada lo es todo, siempre lo ha sido;

la raíz cuadrada del infinito multiplicándose

por un cerebro impreciso.

 

En la despensa todos los elementos químicos, pero

no me sé ninguna receta.

Retroceder en el tiempo, las manecillas del reloj se

escapan de mis dedos.

Dedos gordos, casi torpes, casi aletas escurridizas y

no pueden detenerlos…

no, no detenerlas, las manecillas.

 

El ordenador habla conmigo, me da las últimas

noticias:

“En promedio el ser humano habla consigo mismo

de entre 600 a 1000 mil palabras por minuto”.

 

 

 

Sihara Nuño

La filtración de la luz

 

Chamán Ediciones


miércoles, 29 de junio de 2022

CALMA UN POEMA DE LLUVIA DE SILENCIOS DE MARÍA BONET

 

 

 

 

CALMA

 

 

 

En la claridad de la mañana

siento la fuerza de tu marea,

entre luces y sombras

tu mirada profunda.

 

Hubo un tiempo de mar de fondo

de cielo rasgado y embravecido

las aguas se apaciguaron

hoy eres calma azul de la espera.

 

Sueño nuevos rumbos contigo

nuestros cuerpos en oleaje

inundando muelles y puertos

hasta besar los ocultos arrecifes.

 

Te espero

salpicada de algas y espuma,

juntos empujaremos el horizonte

y acariciados por la luna dormida,

borraremos nuestras huellas del infinito.

 

 

 

María Bonet

Lluvia de silencios

 

Devenir


martes, 28 de junio de 2022

APUNTE CALLEJERO DE OLIVERIO GIRONDO EN CALCOMANÍAS POESÍA REUNIDA 1923 - 1932

 

 

 

 

APUNTE CALLEJERO

 

 

 

EN la terraza de un café hay una familia gris. Pasan unos senos bizcos buscando una sonrisa sobre las mesas. El ruido de los automóviles destiñe las hojas de los árboles. En un quinto piso, alguien se crucifica al abrir de par en par una ventana.

 

    Pienso en dónde guardaré los quioscos, los faroles, los transeúntes, que me entran por las pupilas. Me siento tan lleno que tengo miedo de estallar… Necesitaría dejar algún lastre sobre la vereda…

 

    Al llegar a una esquina, mi sombra se separa de mí, y de pronto, se arroja entre las ruedas de un tranvía.

 

 

 

Oliverio Girondo

Calcomanías [ Poesía reunida 1923 – 1932 ]

 

Editorial Renacimiento


lunes, 27 de junio de 2022

DIEZ POEMAS DE NO SOY YO ERES TÚ DE OLGA SANTOS

 


 

 

 

I

 

conocí a un hombre

incondicionalmente cruel

de despudorosa honestidad

cierta vez

un espejo le cortó el camino

horrorizado

se murió

 

 

 

II

 

conocí a un hombre

falto de ego

lo cambió en la infancia

por una goitibera

nunca fue más seguro

cruzar calles

 

 

 

III

 

conocí a un hombre

hueco como un globo

varias personas lo ceñían

una le impedía levantar vuelo

desaparecer en la exaosfera

era una mujer flotante

al oído le contaba

los artificios del mundo

 

 

 

IV

 

conocí a un hombre

que rechazaba abrazos

por cada abrazo declinado

vertía una lágrima y un poema

lo regalaba a los transeúntes desprevenidos

el papel en la mano

como cuchillo pegado a la yugular

 

el poema o la vida

 

 

 

V

 

conocí a un hombre

tan temeroso de abandono

que murió sólo

 

 

 

VI

 

conocí a una mujer que

leía la necrología

al desayuno

se había vuelto longincua la vida

al dormirse imaginaba

la mañana empezando

con su nombre

 

 

 

VII

 

conocí a una mujer que

todos los días

le preguntaba al amante

estoy aquí

sólo para sentir que existía

 

 

 

VIII

 

conocí a una mujer

en contradicción con la naturaleza

desalojada por el amor

a la intemperie

se encontró

 

 

 

IX

 

conocí una casa

soñaba una biblioteca

pero las estanterías

carentes de libros

marchaban

 

 

 

X

 

conocí un sueño

no amar era un crimen

pero qué sería de los poetas

sin desamor

me desperté

 

 

 

Olga Santos

No soy yo eres tú

Não sou eu és tu

 

La traducción ha corrido a cargo de Leonor López de Carrión

 

Ediciones Liliputienses