sábado, 14 de enero de 2017

SEIS POEMAS DE LA CASA SIN VENTANAS DE ALBERTO GARCÍA-TERESA




 


En la casa sin ventanas,

rellenamos los colchones

con vertidos, chatarra y gases diamantinos.



Nuestra comodidad reposa

sobre mullidas montañas de cadáveres.








En la casa sin ventanas,

los censores viven dentro de nuestras pupilas

con aliento a itinerarios hendidos

y a litera.



Pero cuando alguien desanda sus pasos, rasca

los tabiques, cuestiona

el reparto de mantas

o la estructura de las prótesis,



desnudas sus colmillos,

electrifican el encierro

y colocan silencios para que el olvido carcoma

lentamente

toda posible cicatriz.









En la casa sin ventanas,

un atlas es

literatura fantástica.








La casa sin ventanas

está repleta de espejos.









En la casa sin ventanas,



comemos

de cara a la pared,



reflexionamos

de cara a la pared,



amamos

de cara a la pared,



reivindicamos

desafiamos

imaginamos

nos medimos



de cara a la pared.









También edificamos

una casa sin ventanas

bajo nuestra piel,

dentro de una casa

sin ventanas de una casa

sin ventanas de una

sin





Alberto García-Teresa – La casa sin ventanas

Baile del Sol Ediciones



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...