martes, 5 de julio de 2022

OFICIO DE ESPERAR Y OTOÑO EN TANGER DE VERÓNICA ARANDA EN CAFÉ HAFA

 

 

 

 

OFICIO DE ESPERAR

 

 

 

Oficio de esperar

en esos bares con biombos rojos

donde todas las citas soninciertas

y mienten los amantes

que no asumen el riesgo de ciudades portuarias.

 

Oficio de esperar

y ese suspense,

esa bella ignorancia del origen,

cuando dudamos de los barcos

y el miedo flota en jarras

de cerveza de baja graduación.

 

La noche será larga, perfilada

en las ojeras de las prostitutas.

Y al final el sentido

no estará en esperar, ni en los reproches,

ni en escondernos de los compatriotas.

 

Habrá un abismo y en el centro mirtos.

Y ese hábito oscuro, esa sospecha,

el aislamiento que nos humaniza.

 

 

 

—————————————————

 

 

 

OTOÑO EN TANGER

 

 

 

Era un otoño al límite

mas no desperdiciamos

ninguna madrugada en las tabernas.

Guardábamos silencio

y cenábamos pan con aceitunas

y cerveza caliente.

 

Nunca supe muy bien cómo llegar a ti,

a tu cuerpo espigado

acostumbrado a huir por las cornisas,

a tus días deshechos en esperas

delante de cafés

idealizando siempre los países del norte.

 

Soñaban melodías orientales.

Venían a sentarse las mujeres

del amor mercenario

y contaban historias familiares:

abuelos combatientes en la guerra

que fueron reclutados a millares

por aldeas del Rif.

Visados denegados, contrabando,

Hermanos que se ahogaron en patera.

 

Queda de aquellas noches

más de una verdad apabullante,

anillos pasajeros

y unos besos robados a trasluz.

Amanecer con restos de colonia barata.

 

 

 

Verónica Aranda

Café Hafa

 

El sastre de Apollinaire


lunes, 4 de julio de 2022

ENROQUE Y OTROS TEXTOS DE LÍMITES Y PROGRESIONES DE JOSÉ MARÍA CUMBREÑO

 

 

 

 

Enroque

 

     El peón negro sueña en secreto con pasarse a las blancas.

     El rey blanco daría cualquier cosa por ser peón.

 

 

Pesos y medidas

 

     Cuando estamos dormidos no somos los mismos que cuando estamos despiertos.

     Solos bajo las mantas, cada uno mide lo que miden sus sueños.

 

 

Límites y progresiones

 

     El destino de la poesía es el lenguaje matemático, lleno de límites, equidistancias e incógnitas sin despejar.

 

 

Las manos

 

     Las novelas se escriben con la mano derecha; la poesía, con la izquierda.

 

 

Aire

 

     Las palabras están hechas de aire.

     El verdadero poeta

     habla sin respirar.

 

 

Fronteras

 

     Mi cuerpo limita al norte con mis padres, al sur con mi hija, al este con los libros que he leído y al oeste con los que me temo que jamás leeré.

 

 

Febrero de 2008

 

     Mami, ¿hoy que poderes tengo?

 

 

Operaciones matemáticas

 

     Un poema es el resultado de multiplicar el silencio por sí mismo.

 

 

Cobertura

 

     Y, entonces, le dijo Caperucita al lobo: anda, lobo, hazme una llamada perdida cuando llegues a casa de la abuelita.

 

 

 

José María Cumbreño

Límites y progresiones

 

Ediciones Liliputienses


sábado, 2 de julio de 2022

CINCO POEMAS DE DESDECIR DE EVA HIERNAUX

 

 

 

 






siempre quedará una oración que repetir entre dientes

un lago que trazar con el índice

una huella de olor que vestir de oportunidad

las horas sin aliento quebrarlas para el regreso

tú      yo          el otro      todos los nosotros vigilantes inquietos

por el improbable apaciguamiento del verbo

ese verbo que se arrastra lamiendo nuestras sombras

para que no olvidemos de dónde venimos

como si pudiéramos     como si pudiésemos

como si tuviéramos una oración vertebrada entre nuestros dientes.

 

 

—————————————————

 

 

Por mucho que las nombres

no las poseerás nunca.

 

Las palabras, pájaros esquivos

alzan el vuelo

con el sólo vibrar del aire.

 

 

—————————————————

 

 

Qué avidez de la piedra

en ser lanzada

al centro de la voz.

 

Y sepultar.

 

Y ser ella la que hable.

 

 

—————————————————

 

 

dolor en la base de la palabra

en la raíz manchada

de ayeres

linde de la boca

que quiere decir

 

 

—————————————————

 

 

Si no fuera por el murmullo del arroyo

diría que el mundo se había parado

 

Tanta quietud que abisma

Da nombres a lo que no quiere ser llamado

 

 

 

Eva Hiernaux

Desdecir

 

Ediciones Contrabando



viernes, 1 de julio de 2022

DECIR TENGO UN MIEDO UN POEMA DE MARÍA GÓMEZ LARA EN EL LUGAR DE LAS PALABRAS

 

 

 

 

DECIR TENGO MIEDO

 

 

 

y si lo mío es salvarme con palabras

 

 

 

tal vez decir

 

 

tengo miedo                  escribir tengo miedo en algo ayude

 

tengo miedo                     y ya no sé

 

ya no distingo entre todos                los matices                del miedo

 

que me siguen

que me agobian me entorpecen

 

tengo miedo de mí

 

tengo miedo de mi corazón roto

tengo miedo de que nunca se repare

de que se quede así quebrado para siempre

 

tengo miedo de mi corazón-cicatriz

 

tengo miedo de que sea                    una herida abierta

 

tengo miedo de los médicos

de lo que vayan a encontrarme

 

tengo miedo de quedarme

aquí

estancada

 

tengo miedo de ti

 

de no librarme nunca

de que no te vayas

 

de que esta vez

 

pensar

no baste

 

de que las palabras

no sean

suficientemente materiales

para cubrir tu hueco

 

de que no sean tan hábiles

para cerrar heridas

 

de que mi cerebro

me traicione

 

tengo miedo de ser tan frágil

 

tengo miedo de ser

tan fuerte de lo triste

tan fuerte de lo rota

 

 

 

María Gómez Lara

El lugar de las palabras

 

Editorial Pre-textos


jueves, 30 de junio de 2022

UN POEMA DE LA FILTRACIÓN DE LA LUZ DE SIHARA NUÑO

 

 

 

 

Explosión poética, descompresión del poema.

 

La composición casi cuántica del verso, casi atómica,

poco poética;

casi cuántica, a veces cáustica.

 

La lavadora no engorda y la radio no me contesta.

 

Nanocentrismo empírico, nada estilístico;

la palabra desahucio, todas las vocales onomatopéyicas

y la energía etcétera.

 

Los neutrinos atraviesan el verbo;

carnicerías y mercados venden relámpagos apagados.

 

4 % de la materia conocida conforma el universo,

sólo el 4 % nos es familiar.

Familiar por decir algo.

Los números primos por ser los primeros, si subo el

punto bajo el cero.

 

El microondas es nocivo para el pensamiento.

La salud es cosa de pocos, el refrigerador no hace

escarchar

y no congela el tiempo, envejecemos.

Morir es natural, como la naturaleza de un caramelo.

 

Energía oscura y materia oscura, eufemismo para

nombrar lo que no sabemos.

75 % de negritud fluctuando desconocidamente;

21 % de oscuridad que no refleja ni emite luz.

 

Para ver es necesario desenfocar la vista, para saber…

¿Quién sabe?

 

Las cucarachas, ayer llamaron a mi puerta, traían con

ellas la verdad, pero yo estaba indispuesta.

Radioactividad estratosférica, casi política, más bien

masiva.

 

Las ondas gravitatorias se fueron a un campamento,

creían que era de verano

pero era un campamento frío de refugiados.

 

La fuerza de algunas cosas no desgarra la realidad, no

la atraviesa,

ni la descompone, el cascarón no se rompe.

 

De pronto la nada lo es todo, siempre lo ha sido;

la raíz cuadrada del infinito multiplicándose

por un cerebro impreciso.

 

En la despensa todos los elementos químicos, pero

no me sé ninguna receta.

Retroceder en el tiempo, las manecillas del reloj se

escapan de mis dedos.

Dedos gordos, casi torpes, casi aletas escurridizas y

no pueden detenerlos…

no, no detenerlas, las manecillas.

 

El ordenador habla conmigo, me da las últimas

noticias:

“En promedio el ser humano habla consigo mismo

de entre 600 a 1000 mil palabras por minuto”.

 

 

 

Sihara Nuño

La filtración de la luz

 

Chamán Ediciones