jueves, 31 de diciembre de 2015

BITÁCORA


Playa de Azkorri, diciembre de 2015


«¿qué hiciste con la magia que portabas al nacer?, ¿con esa porción de luz?»
José Mª de la Quintana


Esta bitácora de papeles llega a los cinco años.

En diciembre, en el norte, las playas son una forma antigua de lenguaje y en ocasiones, el viento sur permite diálogos con sorpresa.

Este año he aprendido que tan importante como mirar los barcos que entran y salen de los puertos, listar sus nombres, inventariar los orígenes de sus tripulantes, apuntar las mercancías que transportan es caminar junto al vuelo de las abejas, acompañar el trayecto entre los matorrales y los árboles.

Junto al desarraigo del marino el delicado equilibrio de la colmena.

Aquí las tarifas del puerto.

Aquí mi humilde aportación contra el miedo.

Y mi agradecimiento a todos los que pasáis por aquí:

Feliz feroz 2016


martes, 29 de diciembre de 2015

PERRO TIERRA


Mayo de 2014 por Pablo Müller



«hay un perro perdido en el ojo de la horca»
Mario Montalbetti

Perro tierra, tierra perra, paz en la puerta que da paso a las oficinas altas al despacho amplio donde juegan a la suerte del hambre al frío lugar donde pasar la noche perro danza hierba perra — cuelga el peluche de la soga de la horca y hay quien ofrece juegos con las luces al apagarse — adiós — al encenderse — suerte — otra vez será.
Marte rojo tiñe el portón viejo en el polígono — la furgoneta sólo para personal español — el lobo rojo manchado de erres la tos dura la garganta raspada el niño que se mira al espejo hace esta noche lejos la ventana de alcanzarte es esta la tierra roja que nos mancha las botas de invierno y destemplanza — hay perro en el libro abierto — hay perra en el hueco de la escalera — nadie dijo que era obligado subir.


viernes, 25 de diciembre de 2015

A MODO DE POÉTICA


Contra el miedo - Pablo Müller


«Todos los aguijones dulces que salen de las manos,
todo ese afán de cerrar párpados, de echar obscuridad o sueño,»
Vicente Aleixandre

De niño quería ser soldado,
como otros hombres de la familia,
—que disparaban los domingos a las palomas—
Capitán Trueno, El Jabato,
hasta que en una librería encontré
Espadas como Labios.
Le dije a mi padre que quería ser poeta
y me dio una paliza,
—un golpe en el labio, un golpe en la mejilla, un golpe
en la nariz y sangre, y  otra vez en el labio,
—al ritmo de quien golpea pelota con pala en el frontón,
—un golpe, labio, un golpe, mejilla, un golpe, nariz
y miedo.

Mi madre me llevó al baño y la sangre en la loza
escribió los versos, —recuerdo el ritmo de los golpes,
con el sonido alivio del agua corriendo,
con el sabor a sal de lágrima y sangre,
como un mar.




domingo, 20 de diciembre de 2015

JOSEF ACKERMANN



La salida, sábado, diciembre, 2015 por Pablo Müller

«Pero hay que salvar al escarabajo»
Jorge Riechmann


Josef Ackermann, presidente
del Consejo de Zurich Insurance.

Financial Times publicó
que en el 2009 ganó
nueve coma cuatro
millones de euros,
pero que en el 2010 fueron
ocho coma ocho.

El periodista que lo escribió
se pregunta por el lugar:
—¿dónde se ha quedado el resto?
piensa en un agujero en las raíces de un árbol grande,
también después en un rincón en el sótano de la casa,
donde el padre le encerraba
como castigo.




martes, 15 de diciembre de 2015

MARCUS AGIUS


Naturaleza muerta, diciembre 2015 por Pablo Müller


«La ideología invisible es aquella que ya no entendemos como tal porque ha sido naturalizada por parte del discurso hegemónico que ya no se siente como ideológico y que, sin embargo, lo es.»
Marta Sanz


Marcus Agius dejó de ser presidente de Barclays una noche
cuando supo que era cómplice de asesinato.
No le afectó. Alguien escribió a sus espaldas
que durante los cinco años fue protagonista
de los acontecimientos más tumultuosos de la historia
de la empresa,
de la crisis
— estafa —
financiera
— expolio —
mundial
y de algunos escándalos sobre su no convencional idea
de la decencia de sus acciones.

Nos curamos siendo amados y amando a los demás.


viernes, 11 de diciembre de 2015

ES IMPORTANTE SABER IDIOMAS


En viaje, diciembre de 2015 por Pablo Müller


«Nunca entendió que tenemos que eliminar estos parásitos
invisibles de la duda y del miedo»
Richard Jackson


Es importante saber idiomas
pero más saber el del patrón,
dicen que crecer duele, los días
y los hechos fuera de la casa,
atento al dormir del hijo,
hay intemperie en la palabra ayer,
bosque, encinas,
robles en memoria,
todos venimos de ese bosque,
aunque el miedo asfalte
y saber el idioma del patrón
aleja ese miedo de frío.
Todos venimos de ese bosque:
atender el dormir del hijo
saber el mismo idioma
que el patrón.




sábado, 5 de diciembre de 2015

PALABRAS PUÑAL


Noviembre en lluvía, por Pablo Müller


«Me gustaría tanto poder enseñarles
Cuando hablar o guardar silencio»
Ballerina Vargas Tinajero 


Hay que cuidar las conversaciones por teléfono,
evitar las palabras puñal por mucho pañuelo
que parezcan. Recuerda que hiciste hace tiempo
un curso avanzado de atención por teléfono
y que las palabras tienen filo, aleación y riesgo.

Ahora con el automóvil a cuestas haces disculpa,
haces adioses en las mentes del agua,
y reconoce que esa mirada fija no es el maltrato de niño,
es el auxilio mudo.




lunes, 30 de noviembre de 2015

CONTRA EL MIEDO


Prólogo Ibon Zubiela
Amargord Ediciones
ISBN  978-84-944689-8-8
Páginas 104
Precio 12€



Mi amigo poeta Ibon Zubiela ha escrito este generoso prólogo a Contra el miedo, el libro de poemas publicado por Amargord Ediciones. Lo comparto:

En este tiempo que nos toca vivir, ayer es historia, y la fugacidad y la prisa alcanzan su plenitud en todos los ámbitos (comida rápida, noticias que no son más que titulares sin contenido, relaciones virtuales e inmediatas, devoramos paisajes, personas...) todo es y debe de ser inmediato, es por ello que encontrar un libro como “Contra el miedo” es una satisfacción y un acto de insumisión. Porque “Contra el miedo” es un libro que se sienta en el tronco del mundo para invitarnos a recordar y a superar nuestros propios miedos, un libro que da un valor real a la vida, más allá de los modelos impuestos. La última trinchera, un ejercicio de memoria comprometida con el pasado, pero también con el presente y el futuro, en contra del olvido y de repetir los errores, instigándonos a andar y a hacernos un poco menos malos, mas humanos.
“Contra el miedo” desde el mismo título nos invita a la rebeldía, a no conformarnos con los limites (los propios y los impuestos) y a rescatar el olvido, pero no un olvido vacío de costumbres caducas, sino una memoria vital y llena de sentimientos.
“Contra el miedo”  es un libro sobre la vida de todas, un elixir contra el miedo y el dolor y a favor de la memoria; “es la herencia de nuestros antepasados que acarrearon las piedras, pintaron imágenes, pagaron diezmo o decidieron levantar iglesias altas, tan altas para acercarse a un cielo que estaba en otro lugar. Rastrea la huella del trabajo en la piedra hecha sillar: es el tosco andamio puesto para alcanzar la bóveda -hoy desaparecido- el único imprescindible para construirla y esa es la memoria que debemos”. La memoria de lo que fuimos y somos, la memoria que nos recuerda un pasado no tan lejano que quieren que olvidemos o peor, que nos quieren contar como no fue, porque en verdad, eran tiempos de “cunetas” y “fusilados” de exilios y “ferrocarriles con lágrimas negras”, “era difícil respirar en aquellos tiempos” y aun nos dura la falta de aliento. En él encontraremos nuestros reflejos frente al espejo de los años, encontraremos a la mujer y su verdadero papel en toda su dimensión y amplitud, encontraremos los usos y costumbres, encontraremos los castillos de la memoria y lo que realmente fueron, encontraremos a nuestros abuelos y abuelas, encontraremos caminos transitados y los que nos queda recorrer.
Aunque pudiera parecerlo, “Contra el miedo”, no es un libro triste, sino es un libro lleno de esa melancolía en la que subyace una esperanza individual y colectiva, invitándonos a ver más allá de lo inmediato y del horizonte, proyectando el pasado hacia el futuro como emblema de cambio, para romper las cadenas y aprender a volar.
Y eso es así, porque Pablo Müller es un poeta con alas, pero aferrado a las raíces, con paso corto y mirada larga. Porque es un poeta que pisa suelo cada día, pero no las alfombras rojas y sus destellos de neón, sino un poeta que prefiere pisar el barro para dejar huella. Un poeta que sabe quién es, de dónde viene y a dónde quiere ir. Pablo no se esconde en los convencionalismos, ni utiliza el pasado como escudo, sino que desde la humildad y el compromiso nos invita a reinventarnos en cada aliento con la responsabilidad y la militancia de quien cree en lo humano.
Si esto fuera poco, todo ello lo consigue con un lenguaje sencillo y directo, en el que se destilan y olfatean las influencias de los autores de los que Pablo bebe y se alimenta, pero desgranando cada verso sin límites ni fronteras, con una voz propia que nos exhorta a los interrogantes del tiempo, las dudas y los miedos.
Así que antes de empezar a leer, siéntate sin prisa, despójate de lo aprendido para zambullirte en los versos rebeldes de Pablo Müller, sabiendo que lo importante es disfrutar el camino.


Ibon Zubiela Martín


miércoles, 25 de noviembre de 2015

HACIÉNDOSE MÁS DIFÍCIL VIVIR


Bilbao, noche, septiembre, 2015 por Pablo Müller


«el sonido de las olas es semejante al silencio»
Leopoldo Mª Panero

Dice que
va haciéndose más difícil vivir
en la ducha
cuando aún no es de día
y se escribe con urgencia de médico,
sin tomar asiento,
—diálogo con los pasos en la madera—
en el pasillo junto a las escaleras
que tienen las casas y los libros,

la gata se llega a la puerta en silencio
y tras el cristal anuncia:
va haciéndose más difícil vivir,
y cierra el libro de Panero
para ver esta alegría.



viernes, 20 de noviembre de 2015

QUEDA ESCRITO


En el camino, noviembre 2015 por Pablo Müller



«queda ya escrito,
sobre un papel fantasma el único poema.»
Leopoldo Mª Panero

El último río es esta escarcha
que nos comba los árboles, limpia
la mesa de la intemperie, dice
a la gata que cuida la casa
que es ahora la gratitud del frío.

Así los libros van haciendo
viejas las tablas de las estanterías
y dentro el apunte de los días,
el lugar que fue de la lectura
se borra con la presteza pureza
de la indiferencia.



domingo, 15 de noviembre de 2015

ESE


Las manzanas del padre, noviembre de 2015 por Pablo Müller



Ese hombre ya no es tu padre,
esa noche mojada en el orín del miedo,
ese hombre golpea al viejo del espejo,
ese ahora rompe el armario donde escondía los juguetes,
ese no quita el plato de la mesa,
tuyo en tu misma memoria,
ese padre arranca los últimos manzanos,
ese hombre dice la mujer cansada, ya no es tu padre.


Ese no es tu padre.



martes, 10 de noviembre de 2015

PERFIL INASIBLE DE UNA HOGUERA


Acción directa, Basauri, octubre de 2015 por Pablo Müller

«perfil inasible de una hoguera »
José Viñals



Desaparece un Boeing 777 entre las manos de la mujer vecina
de la muerte y el alcohol que nos bebe a la noche en el viejo puerto,
en Split, Croacia, qué podemos decir a la mosca que besa
los labios del policía y su simulacro, ven dice,
entre la leche y el vinagre, a la luz apagada de los viernes,
fiebre en el “perfil inasible de una hoguera”

Un 24,3% de la población activa
es incapaz
de encontrar
un trabajo en España.

Bajo la ciudad hay otra subterránea y olvidada,
en ocasiones alguien sube, ve la luz y su correspondiente
sombra — esta es la que se llama pánico — ,
¿qué puerta puede separarnos?




jueves, 5 de noviembre de 2015

EL RUMBO

La casa, diciembre de 2014 por Pablo Müller


«A cambio te dé el rumbo
de un rayo que me sobre.
Tú, pájaro nocturno,
me guardes de la noche.»
Esther Giménez


Cada noche una farola
señala los pasos de vuelta,
cada año una gata recoge
la esquina entre las piedras:
gatos diminutos al rato de la vida
miran asustados — este miedo —

Las hormigas toman
como alimento el limonero,
el camión de la basura
hace despertar una mañana,
un libro que pasa sin leer
de una casa a otra y ahora se abre.

En el rumbo no hay pasado,
los pasos de esta noche
son los otros, así cada poema

inaugura un mundo nuevo.

domingo, 1 de noviembre de 2015

PAISAJE DE NOCHE CON LUCES ESCONDIDAS EN LAS CALABAZAS


Calabaza con luz, noviembre 2015 por Pablo Müller



«El poema, como el paisaje, es el lugar donde se nos permite hablar con los muertos; también donde se nos permite sentir el dolor.»
Olvido García Valdés


Me pregunta mi hijo para que se ponen luces
dentro de las calabazas, le respondo, lo he leído:
para que los muertos reconozcan el camino de vuelta
a su casa, donde aún los recuerdan, esperamos,
me dice entonces que lo entiende, pero,
por qué no se deja la luz fuera,
para qué encerrarla en el hueco de una fruta
vacía.


Tengo que pensarlo.
Se me ocurre que tal vez para proteger la luz
del viento y de la lluvia.
Así lo digo. Asiente mi hijo:
para que siempre esté la luz, concluye.

Siempre. 



domingo, 25 de octubre de 2015

horario



Avilés, abril de 2015 por Pablo Müller




«Deseando
construir el invierno»
Silvia Terrón

horario — en este horario hay anillos
para todos los dedos, gusanos frescos
entre los podridos ajenos, hay cigarrillos llenos
de impuestos, talibanes del libre comercio,
hay mañana hasta la muerte y noches para olvidarnos

horario — cuatro tejas cubre el agujero de la luna,
nadie mira tu dedo, nadie lee los versos de Panero,
nadie eres tú, detrás del humo de las fábricas
está la decisión del ingeniero, la obediencia
al salario del obrero, un dueño líquido

horario — en este horario hay individuos con el mar
como su otra lengua, para entender un cielo hay
que quitar las nubes, ¿seguro? gafas oscuras,
herreros que miden el hueco de la ventana,
el vértigo y la buena letra, el incómodo lugar de este


miedo.

miércoles, 21 de octubre de 2015

EL AHORA ES UN ANCIANO EN ZAPATILLAS


Zapatillas, agosto de 2015 por Pablo Müller

«El ahora me empieza a parecer un anciano en zapatillas»
Antonio Luis Ginés

«El ahora me empieza a parecer un anciano en zapatillas» pone la nota que le pasa el secretario a Franco Bernabè. Eres presidente y consejero delegado de Telecom Italia. Eres vicepresidente de Rothschild Europa. Eso es ahora y es anciano. Fuiste CEO de ENI, inventaste un idioma nuevo para que tus actos se desvanezcan en el no sentido, enfocando en soluciones de ICT para la empresa servicios de valor agregado en la industria de telecomunicación. Así el sufrimiento se llama ajuste, así vecino se dice foco, fuerza o perfil.



jueves, 15 de octubre de 2015

DESPIDO UNO


Metro, Bilbao, noviembre de 2014 por Pablo Müller



Despido Uno

41°39'05.7"N 0°46'23.4"W
Los brazos están pensativos y no hay ventanas que den a la calle,
alguien saca varios papeles y los mueve para indicar despido,
lejos el que los preparó sonríe ajeno, olvida que su lectura duele,
ponemos las manos para que nos contengan los pensamientos
y no hay ventanas para que escape el miedo, luego alguien
tirará las llaves sobre la mesa y dejará varado el automóvil,
lo han vaciado a despidos dice el camarero cuando sirve el menú del día,
van cerrando puertas de las naves y crece la herrumbre, enciende
el cigarrillo, en el ánimo,
despido, cínico, despido.




domingo, 11 de octubre de 2015

SOMBRAS QUE ACOMPAÑAN


Las ventanas que dan al patio, octubre de 2015 por Pablo Müller

«Slow walkers
Hay sombras en las que no nos reconocemos, y aun así nos acompañan»
Isabel Bono


Esta que sigue
es la sombra que acompaña,                  no
la conozco,                                             no
la hablo,                                                 no
la quiero,                                                                             
                                                               no
me conoce,                                             no
me habla,                                                no
me quiere
y aun así me sigue,
la sigo, la escribo,
me lee.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...