sábado, 4 de enero de 2014

ANIMALES PERDIDOS O NO SE PUEDE VIVIR SIN AMOR

Entre Zaragoza y Madrid el 21 de noviembre de 2013 por Pablo Müller




«Días que oxidan

que enervan que duelen

 
y saudade profunda

en esta yerma capital del frío.
 

Mi vida en la penumbra

aún huele a ti
 

aún huele a ti.
 

Y mi perra y yo

aullando desesperadamente

a la luna.

 
Recuerdo ahora

ciertas palabras del Cónsul

en Bajo el volcán

 
One cannot live

without love.
 

Y unos versos

de Pablo Casares
 

Tantas formas

hay de vivir

como de morir.

Pero sólo una

de sobrevivir:

resistiendo.

 

Justamente

en ello estamos.»
 

Vicente Muñoz Álvarez. Animales perdidos.

 

Vicente Muñoz Álvarez escribe Animales perdidos en tres actos: infierno, purgatorio y cielo, su itinerario con el amor.

No se puede vivir sin amar dice Malcom Lowry en Bajo el volcán.

Resistir para aguantarnos la vida como si fuera la ascua de un  trozo de carbón que nos llega del pasado: fuego de vida que quema, padre, madre y la pena, y la labor fuera evitar que se apague, — quemándonos, así es la vida que nos oxida —, y pasarle al hijo en su justo tamaño, peso, y medida, así más tarde sea el examen: la disección de ese resto entre la ceniza.

Como diseccionamos entre las cenizas que nos legaron.

Como si no fuéramos sino consecuencias de un momento de amor.

Hay que poner palabra al miedo, miedo asustado por el miedo mismo, en guardia, vigía del tiempo restante, tan pendiente de los que han sido antes que olvido son mi peso y mi salvoconducto.

Salvoconducto para animales perdidos.

Salud Vicente.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...