jueves, 4 de abril de 2013

POR RESPETO A LA PROPIEDAD PRIVADA



Pollos, en abril de 2011 por Pablo Müller


«llamarte para disculparme
porque tu poema
se quedó confiscado
junto a mis libros de roque dalton
                               y leonel rugama»
Edwin Madrid

Frente a los campos de girasoles no se me ocurre meterme a correr,
ni siquiera en un maizal.
Es mi prevención por respeto a la propiedad privada.
A su borde,
los surcos de tierra roturada, los charcos del agua de riego,
olfateo el leve químico del insecticida fitosanitario que se queda entre las hojas.
Lo mío son los campos de trigo en invierno, verdes como el mar.
Y los países de lluvia sin leyes de propiedad.
Cuando escribo hago habitaciones a los espíritus
—demonios — que pueblan lo oscuro, en propiedad.
Pensar que es mía es ignorancia.
Es nuestra.
El último baile tendrá el compás de los pulmones dilatándose contrayéndose ahogo y adiós.
En el desayuno de los hoteles los cubiertos avisan la llegada del frio:
un tintineo agudo de campanita indiscreta.
La tos de un policía.
El insecticida que nos libre de los insectos de cada día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...