lunes, 10 de octubre de 2016

SABE LA PIEDRA QUE GOLPEA


Billund, Dinamarca, agosto de 2016 por Pablo Müller


«¿Quién es mi padre en este mundo, en esta casa,

 al pie del espíritu?»

Wallace Stevens

 

Sabe la piedra que golpea del dolor que acompaña,

—no somos muy distintos al mineral de la tierra—.

En la ventanilla del Banco cambio billetes alemanes

con los que beber hasta la caída, así me recojan

de madrugada los panaderos.

La certeza y la incertidumbre son animales que comparten

el prado y el bosque, los barrotes de hierro

que protegen las ventanas más bajas

y la lenta espera en las oficinas del no y la usura.

 

Sabe la piedra que golpea sin certeza, en la renuncia

y descansa.

 

 

2 comentarios:

  1. Échate un buen plumas, que los panaderos hace tiempo que no recogen borrachos (está en el convenio). Un abrazo.
    Txisko Mandomán Xego, en facebook

    ResponderEliminar
  2. Bueno... siempre quedan panaderos compasivos que no aceptan los convenios, y poetas poco convencionales...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...