sábado, 16 de abril de 2016

ENEMIGO


En los polígonos, abril 2016 por Pablo Müller

 
«Este es un juego peligroso, ya no quedan buenos ni malos, tan solo el amor como acto de rebeldía.»

Uberto Stabile

 

Equivoqué el enemigo, lo busqué al otro lado,

—de la barra, del vaso, del río, de la frontera—

y en ese error yerra el esfuerzo

—esa lucha contra otro, no yo, como yo—

el enemigo estaba dentro:

era yo mismo y de no verlo, se hizo grande

y ceremonioso, se hizo astuto, y encantador.

 

El día que lo confesó me miró tan triste como yo estaba

y dijo que lo sentía mucho,

que estaba cansado, y era verdad,

ese cansancio no me dejó moverme,

ni tan siquiera para un abrazo.

 


1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...