martes, 19 de agosto de 2014

UN MONO BORRACHO PICADO POR UN ESCORPIÓN


en viaje, julio 2014 por Pablo Müller




Lo que veo, lo que hay, lo que percibo, lo que soy,

una flauta, la mente, el pájaro, un canto líquido

que fluye por la tarde, hay piedra en ese camino,

cuerda donde amarra la mirada y un lápiz,

un libro abierto lo sujeta la mano, antes esas líneas

fueron leídas, ¿qué hace esa mano?

¿quién pregunta esto?

A la mano se le escapan las verdades, antes

dijo que verdad y tarde son lo mismo ¿quién lo decide?

¿quién pregunta esto?

El niño llora el dolor más viejo, le protege el cansancio,

a su izquierda se pasea el tigre, es su vida y la mía,

escupe esos miedos antiguos, no son los suyos,

mientras el hombre anciano despeja su memoria,

hay un camino de paja hasta agosto, suelo firme,

pared sólida, Bosch PSB 50 RE, 500 watt,

suit obertura en la menor, Georg Philipp Telemann.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...