domingo, 22 de junio de 2014

EL ENTRENADOR



Torrejón, en mayo de 2014 por Pablo Müller


 

En ese momento de la muerte, el entrenador recita la alineación de los muertos previos, los coloca en el campo imaginado de luz y prevé el desarrollo del partido

 

en ese momento el entrenador cita uno a uno a los miedos y a las euforias, resuelve el cambio del centrocampista varios minutos antes de su muerte

 

en ese momento ahorra la agonía del muchacho, el terror de su padre, de sus hermanos, buen

                                                                            entrenador

 que grita a los mediodías, al extraño calor de marzo, que añora el barro de la estación larga de lluvias, que insulta a los árbitros tímidos y a los descreídos.

 

Y la muerte acaricia cabellos rubios, anima a los jugadores vivos para que luchen hasta

                                                                la muerte.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...