domingo, 4 de agosto de 2013

NUNCA EL TRABAJO ES FIESTA


Lisboa, marzo de 2004 por Pablo Müller

 

«El mundo es rutina y la sorpresa está prevista. Quien se empeña en hacer del trabajo una fiesta puede teñir de rojo sus días.»

Benito del Pliego

 

Nunca el trabajo es fiesta. Mienten.

La fiesta llega cuando el trabajo acaba. O se interrumpe. Júbilo.

El fracaso es mentira. Nadie dijo que el triunfo fuera obligatorio. Por cada triunfo que se supone hay dos o tres fracasos del vecino.

Es verdad que nuestros vecinos son nuestra gente. Mienten cuando nos dicen que son extranjeros y merecen su fracaso, como nosotros merecemos nuestro triunfo.

Nos engañan como a esos perros que enseñan los dientes a los panaderos y mueven la cola a los militares.

¿los fusiles disparan pan?

 

 

2 comentarios:

  1. Mi trbajo no es nada impuesto. Es un placer levantarme y poner en practica mis
    Sueños. Mi conexion en el mundo, como un eslabon mas, mantiene constantes
    mis constantes y se que mis necesidades estan cubiertas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristóbal por tu visita y por tu comentario. Me alegra.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...