sábado, 28 de septiembre de 2013

UN AMATEUR DE LA POESIA


O Vicedo en agosto de 2013 por Pablo Müller

 
 

«un amateur de la poesía un poeta amateur es decir uno que nunca empieza por sí sino por el espíritu es decir por lo que no ve de sí lo que respira en los otros de los que sigue aprendiendo como si la vida fuese infinita y en efecto ya es»

Reynaldo Jiménez. Esteparia. Amargord Ediciones

 

Lo que no veo de mí, lo que respiro en los otros,

el océano sin mar que lo parapete,

en la playa donde no hay veranos,

para aprender que la vida es infinita porque no es mía

y a la vez es mía

porque escribo y te digo que te amo

y al amarte lo que no veo en mí, en ti lo veo

y en tu respirar intervienen mis pulmones

y en los límites de tu cuerpo está el mío

y el surco que queda cuando entra en el mar

sin por ello abandonarte.

Y como se queda la piel como un aullido

y como tus ojos vuelan en todas las gaviotas

y como mi voz se hace larva de texto

y ahora sin verme de mí lo que respiro en otros,

y otros eres tú

y lo que aprendo…



sábado, 21 de septiembre de 2013

EN EL NOMBRE DE LOS JUEVES


Campos cosechados en Marañón, septiembre de 2010 por Pablo Müller
 

A Adita Bretón Valencia

 

En el nombre de los jueves tenemos a la muerte,

vieja versión de los matrimonios,

en el nombre de los viernes, al final, verano,

caravanas de automóviles recorren rotas las carreteras,

tenemos la luz, mejor y la tarde.

Despacio.

En el amor. Verano. Verbena.

En la casa vieja, las termitas, el perro grande atado

a la última tristeza. Calla.

En el cementerio pequeño el sol en los ojos, puede

la vida los mármoles.

Soy el perro grande. Soy

la última tristeza. Callo.

 

Segaron el grano y los restos de paja

se hacen del color entre luz, nuestra y verano.

Hay una mujer y un niño. Me buscan.

 

Yo a ellos.

Entre las paredes que guardan pasados brotan

las zarzas y el polvo. No hay cereal para los viejos.

En el verano las moras son para los niños nuevos.

 

En su palabra la mujerdiosa busca su última,

pájaro, mandíbula, amor, piscina,

en el subterráneo tiempo de la tristeza.

Despacio.

Bajo.

La mujer y el niño me acompañan.

 

lunes, 16 de septiembre de 2013

THE WINNER TAKES IT ALL


Barco en abril del 2013 desde Azkorri por Pablo Müller


 
«Unidos por un rayo que va de una tumba a otra»

Hector Hernández Montecinos


Uno

 

The winner takes it all, el ganador es de sombra que el vencido regala, gracia del llanto, tarde esperada de los viernes, el dolor de la espalda,

 

The winner takes it all, dejo abierta la puerta para que se metan los sábados, los sábados son el día de la playa. Así empezaron las cárceles.

 

The winner takes it all el sonido de la familia raíz: yo más que mi padre, mi padre, más que el suyo y las mujeres escondidas de los úteros llenos de espinas, donde no hay lugar para las hembras, no te quedes a dormir, este es el rayo que lleva a la tumba que espera.
 
Barco en abril del 2013 desde Azkorri por Pablo Müller


«El lenguaje es el único don heredado de los muertos»

Hector Hernández Montecinos



Dos

 
The winner takes it all  tengo ganas de llanto, el llanto abre los agujeros de la vergüenza, yo defiendo que culpa y vergüenza pueden ser lo mismo, hay culpa falsa, hay insectos del insomnio, o tal vez…

 

The winner takes it all hay un idioma olvidado sin su escritura, una guitarra con la forma de la estrella, un hurto del cielo, prietos pantalones blancos, la pelea en la puerta de una discoteca, guarda de noche las lanzaderas sobre una bahía, mientras el viento dice…

 

The winner takes it all quién se queda el huérfano para cuidar, roba el útero de espinas para que nazca la hermana que falta, padre voy a ser más grande que tú, y sabré escuchar al menos en tres idiomas distintos,
Barco en abril del 2013 desde Azkorri por Pablo Müller


«Soy un espíritu y un código a la vez»

Hector Hernández Montecinos

 

Tres

 

The winner takes it all, di que sí padre, cuál es la medida del grande, el padre nos abandona para ir a inventariar ciudades tras el bombardeo, ¿quién desde el muelle saluda la marcha del barco que sale para los extraños, en el breve verano del 37?,

 

The winner takes it all, podemos prohibir la visita a la tumba de los jóvenes muertos: Josu Agirre perdió pie ascendiendo el Mont Blanc y dejó el cuerpo al agosto, llegará un momento en que no queda quién con memoria para las lágrimas,

 

The winner takes it all en la cafetería de la antigua estación de autobuses, dónde queda la estrella en forma de útero, nadie quiere ser ABBA, esa ganancia me la arrebataste, porque fui yo quien golpeó a aquellos hombres en las madrugadas del verano,
 
 
Barco en abril del 2013 desde Azkorri por Pablo Müller


«Heme aquí Mar de las Nubes

esperando el cielo rojo y el arcoíris negro» 

Hector Hernández Montecinos

 

Cuatro

 

The winner takes it all los vencejos se refugian del primer frío de agosto en los travesaños de las fachadas de las casas viejas, terminar agosto era terminar el amor, hay que vestirse de soldado, escuchar Stairway to Heaven de Led Zeppelin todas las mañanas que Murgoitio está vivo,

 

The winner takes it all, google maps enseña fotos de los cuarteles viejos, cuando aún mi hermano estaba vivo, madre, tengo hambre y frio, gracias por la trasera traición que nos deja el recuerdo, entrar en una iglesia de tu mano y escuchar gracias,

 

The winner takes it all. Hay que manejar este sufrimiento, lejos del hijo. Padre, yo soy más grande que yo. Hijo, mira mi tamaño y mídelo desde la compasión, callará Anni-Frid Lyngstad: es el botón de un mando a distancia.

 

24 de mayo – 16 de septiembre de 2013

lunes, 9 de septiembre de 2013

LA MATRIZ NUTRE Y FIJA LOS VOCABLOS





Playa de Ereaga, el uno de junio por Pablo Müller
 

«la matriz nutre y fija los vocablos»

Silvia Guerra

 

Pablo Neruda tenía un cáncer terminal en el momento de su muerte —informan— tal vez no muriera por su causa, necesitamos otro término para nombrar ese final: tal vez haya lenguaje para cada tiempo.

 

A los tres años —semilla— en brazos por las calles —miedo— de la ciudad al grito de la sirena, y niño, en el sótano húmedo de angustia, —llaman refugio—, llaman antiaéreo. Mejor vivo con el miedo. Madre. Antes muerto que cobarde. Capitalismo.
 
El soldado a caballo, —una fotografía—, la última sonrisa. No hay trabajo, quién te va a querer a ti, en el llanto de los hijos, calla, cierra la boca, no rías tan alto, los llantos atraen a las bombas alimañas.
 
Ciertas olas a estas horas de bajamar son ciertas: cada vez que el mar se mueve la vida extiende, cada vez que la vida ensancha, el pasado se junta, en su vacío acompaña con otro nombre: su matriz.

 


 

jueves, 5 de septiembre de 2013

EL DOLOR TIENE PESO

Las Arenas, en octubre de 2012 por Pablo Müller

«¿Qué hago aquí al pie de una palabra

que no se deja decir?»

Juan Gelman

 

El dolor pesa.

Quiebre la espalda y hace grandes los ojos grandes hoy más grandes,

mirando el suelo de piedra por donde pasa el padre.

Los ojos dolor rotos se juntan a una mano que

se acerca y estrecha.

Las manos en los funerales se manchan de rastros dolor.

Luego en los bolsillos, luego en los volantes, luego en las llaves que abren las puertas de las casas, luego en las cabezas de los niños,

el dolor ya no es dolor

y el peso se hace liviano,

se puede amar.



lunes, 2 de septiembre de 2013

FRENTE AL MAR


Playa de l'Estartit en abril de 2013 por Pablo Müller



«Ia denaren historia uler lezake batek pikotxetan Itsaso-aurrean jarrita.»

«uno podría entender la historia de casi todo, poniéndose de cuclillas frente al mar. »

Tere Irastortza


Frente al mar cuando llueve agacho la cabeza y honro su líquida presencia,

el dolor y la tristeza, el daño y la ira se hacen de callados,

porque junto al mar el silencio es una ruidosa realidad.


La palabra que se calla entonces es humilde.


Humildes todos los lenguajes en todos los idiomas de la estirpe,

aquellos que bajaban a las playas cada día

y aquellos para los que el mar era una palabra imposible.


Digo noche, digo memoria, digo familia, y todas ellas estaban antes,

como el mar y el necesario río por donde se ofrece el dolor y su gozo, la tristeza y su alegría, el daño y el beneficio, la ira y el sosiego.

Ahí estoy. En esos atributos. Delgada mi voz baja.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...