domingo, 30 de noviembre de 2014

PORVENIR SIN DÍAS


Los trabajos y los días, octubre de 2014 por Pablo Müller


«Como especie / soñábamos solíamos / soñar. No sabíamos seguro si lo hacían / las demás especies. Con la mente nos referíamos / a la mente humana.»
Jorie Graham

En el porvenir sin días tengo un no, un camino entre bobinas de acero metal, en esta mente hay tanto ruido y tan despacio, lucernarios donde viven las arañas, soñar sin días el porvenir, entre tú y yo podríamos escribir un informe demoledor, — ruido opaco de la fábrica, no —, una higuera y una parra de uvas de blancas, gatos y cigarrillos a escondidas, en este soñar, la mente y su ruido no dicen basta, — ven por favor, dime si es conveniente este silencio para este porvenir. Cerrarán la factoría junto al río, dejará el ruido de romperte el sueño y su humo blanco de norte y adorno te invitará la mente, el ferrocarril, el abrazo…



martes, 25 de noviembre de 2014

RECIÉN SALIDO DEL NAUFRAGIO, HERMANO


Las puertas de la acería, por Pablo Müller



«El verdadero dolor que mantiene despiertas las cosas
es una pequeña quemadura infinita
en los ojos inocentes de los otros sistemas.»
Federico García Lorca

Recién salido del naufragio de sangre,
hermano, tienes tanta nieve en los ojos,
en las manos que la primavera
se suspende como el fuego de los hornos
altos, luz que guía a los barcos del norte.

Recién salida la niña ahogada del pozo,
hermano, la guerra avanza con los pies
de cemento y herrumbre, el agua
emponzoña el final del día y su descanso
huye a los muelles sin mercantes.

Entre los dos puertos, hermano.



viernes, 21 de noviembre de 2014

EL JILGUERO Y EL MUNDO


Luna, ría, noviembre de 2014 por Pablo Müller


«El jilguero no piensa que el mundo le debe algo»
Jorge Riechmann

Los jilgueros conocen
el lugar exacto
donde colocar su mirada,
la rama precisa
donde terminar su vuelo,
la conveniente hora,
donde comenzar su canto,

cuando cualquiera de esos instantes
se cruzan con el venir del gato
queda la reflexión sobre el alimento
y el destino,
tras el aleteo del miedo.


domingo, 9 de noviembre de 2014

LA POESÍA ES PALABRA CALCINADA


fuego, septiembre de 2012 por Pablo Müller


«Qué la poesía es palabra calcinada»
Daniel Bellón

Aquí al vacío, el resto del poema: luz del día en la palabra
dios, a la noche,
con la luz en sombra los dioses se hacen pequeños,
con mis vecinos me encuevo con el miedo de fogata
y aplaudimos la frontera,
con la luz enferma los dioses se esconden,
tras la raya que el dueño mandó marcar,
en ese resto de vacío puede comenzar el poema.



miércoles, 5 de noviembre de 2014

ADIÓS A LA CIUDAD


Salir de la ciudad, junio de 2014 por Pablo Müller


«¿Si no tropiezas tres veces con la misma piedra, cómo puedes aprender?»
Charles Bernstein – Blanco Inmóvil

Esta mañana decía adiós la ciudad y su mar, cada vivienda abierta tras la muerte del joven es tan adiós como el de esta mañana, así celebra el conductor la vida, amaneciendo sobre las curvas de Zorroza, — a un lado el accidente —, cada piso estrenado ha sido el triunfo que te ha faltado, ahora bien, es tuyo, no lo dudes, aquella joven que te miraba el andar y se escondía de las palabras tras el humo de tu cigarrillo, quiere llevarte flores, una noche hizo el amor con tu hermano por si alguno de tus restos aparecía en aquellos labios, tú estabas, no lo dudes.


Zaragoza, Berango, 20 de mayo, 5 de noviembre, 2014


domingo, 2 de noviembre de 2014

EL CEMENTERIO DE GETXO


Entrada a la ría desde La Galea por Pablo Müller, diciembre de 2012


«Porque lo que importa no es ganar o perder, sino poder seguir adelante»
Ramiro Pinilla

   Escribe Ramiro que bajo las tumbas del cementerio de Getxo hay galerías que se comunican con el mar, a su lado.
   Así la tierra tiene, sino leve su peso, sí breve; el que tardan los muertos, mis muertos, en abrir el túnel que les lleva a la compañía de los peces y las algas, a escuchar y acompañar las viejas canciones que entonan los motores de los barcos que llegan a puerto o que marchan de puerto.

   Muerto Ramiro se encoge el acantilado de La Galea, los restos de los naufragios en Arrigunaga, las hormigas ciegas salen de día porque lo que importa no es ganar o perder, sino poder seguir adelante.


Barco entrando a la ría desde la Galea por Pablo Müller, diciembre de 2013

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...