jueves, 28 de agosto de 2014

EMOCIÓN Y SUFRIMIENTO




«La emoción que constituye sufrimiento deja de serlo tan pronto como nos formamos una idea clara y precisa del mismo.»
   Spinoza

   La puerta de esta habitación de verano está abierta, también la ventana, se ve la torre de ladrillo de una iglesia, fuera del sujeto que lo conoce,  — sufrimiento — hay realidad, y cuando entras y pones la mirada sobre ellos: — torre y sufrimiento — se abre un hueco hondo, conoces, — un alivio — y a su través, entre las inútiles nubes de verano, en la distancia, ¿empequeñece? Y desde la grieta en que nos abrimos, ¿ablanda sus consecuencias apiadarse de los insomnios? Hay palomas y cigüeñas rozando las campanas, muy despacio, no suenan, ¿podemos arrancar el corazón a los pájaros?

   Para llegar a esta habitación de verano hay una escalera, en su sombra hay la misma distancia: sufrir vivir es ser la escalera misma, a veces la sostienes, otras la subes y revisas la mesa, la torre y sus pájaros y de nuevo el dolor y la distancia que lo desactiva, y en esas contemplaciones nos llega tu sonrisa y tu noche.


sábado, 23 de agosto de 2014

PIEL Y FIEBRE


Pollos, 7 de agosto de 2014 por Pablo Müller

«Todo amor se halla latente en otro amor. Y así
me amabas (…)»
Isabel Pérez Montalbán

Mi piel es un cuaderno donde me escriben las omisiones y el ruido atroz de las pérdidas, Ay! de los ingenieros que se ganan el salario entre las máquinas y las basuras, donde la fiebre inicia el diálogo con el sentido.

No hay mañana sin mí, o bien, mañana llegará para otro sin mí: en ese otro está escondido el amor con el que me mirabas, dormitorio ajeno, sin ti, fiebre sólo en la casa, delirio, fiebre en la ciudad extranjera, latente.



martes, 19 de agosto de 2014

UN MONO BORRACHO PICADO POR UN ESCORPIÓN


en viaje, julio 2014 por Pablo Müller




Lo que veo, lo que hay, lo que percibo, lo que soy,

una flauta, la mente, el pájaro, un canto líquido

que fluye por la tarde, hay piedra en ese camino,

cuerda donde amarra la mirada y un lápiz,

un libro abierto lo sujeta la mano, antes esas líneas

fueron leídas, ¿qué hace esa mano?

¿quién pregunta esto?

A la mano se le escapan las verdades, antes

dijo que verdad y tarde son lo mismo ¿quién lo decide?

¿quién pregunta esto?

El niño llora el dolor más viejo, le protege el cansancio,

a su izquierda se pasea el tigre, es su vida y la mía,

escupe esos miedos antiguos, no son los suyos,

mientras el hombre anciano despeja su memoria,

hay un camino de paja hasta agosto, suelo firme,

pared sólida, Bosch PSB 50 RE, 500 watt,

suit obertura en la menor, Georg Philipp Telemann.

 

viernes, 8 de agosto de 2014

LO PRIMERO QUE APRENDE UN NIÑO


agosto 2014 por Pablo Müller




«que lo humano viene del pájaro

es lo primero que ha de aprender un niño»

Mar Benegas

 

Lo primero que aprende un niño es el hueco del abrazo, los límites de Dinamarca y el olor de la alegría, luego los inventarios, los pájaros, los árboles y algunos perros que caminan al lado. El horno y su ruido, las voces y los helados, — viajes a los mares antiguos — y que el miedo se hace con el padre.

 

lunes, 4 de agosto de 2014

ESPANTO



Camino al trabajo, julio de 2014 por Pablo Müller


«y es el poema una espada o un guerrero

en pie contra el espanto»

Leopoldo Mª Panero

 

La primera vez que llego a la playa confundo olas y aviones,

el rumor y el ruido que es silencio, — poema —,

al día, con la vida en el casual encuentro

del callado invierno y su correspondiente nieve,

poema, — Panero —, de espada,

paciente francotirador que guarda las esquinas

del espanto, — espanto —,

espanto, — gritan,

espanto, — gritan,

gritan, a las olas

y a la nieve.

 

Lantzarte, julio de 2014

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...