jueves, 29 de mayo de 2014

LA MEMORIA


Viaje de vuelta, mayo de 2014 por Pablo Müller



«(La memoria del hueco

te seguirá adonde vayas.)»

Mercedes Roffé

 

 

La memoria de padre te seguirá adonde vayas,

la memoria del hijo quedará donde te has ido,

la memoria de los caballos se fija en los caminos,

serán los insectos luego los que borren las huellas.

 

viernes, 23 de mayo de 2014

LAS ENTRADAS MISTERIOSAS



Abril, Noches Poéticas, Bilbao por Pablo Müller


«…esa entrada misteriosa

donde todos somos uno.»

Titina Blanco. Las Noches de Lupi en Bilbao

 

Al llegar a la entrada nos quedamos

indecisos como si pidiéramos

permiso y nadie fuera autorizado

para darlo — y la entrada era franca:

no había cartel que prohibiera el paso —

 

— y la entrada era misteriosa: tras

ella éramos todos solamente uno —

despojar a cada yo acumulado,

era el abrazo al miedo que impedía

recordar los motivos del desnudo.

 

sábado, 17 de mayo de 2014

EL PERRO LLUVIA




«como un perro golpeado bajo el granizo

y estoy hecho sólo de lluvia.»

Leopoldo Mª Panero

 

Un perro de rubia lluvia, fauces negras en el silencio,

olvido,

la estirpe que se llega hasta los lobos y en su oscura yunta agoniza el sapo viejo que la abuela salvó de la pisada del niño.

No hay niño. La sombra del árbol crece. Un día cerrarán esa puerta.

 

El perro guarda.


domingo, 11 de mayo de 2014

LOS MÚSICOS DE ZARAGOZA


Abril en Zaragoza por Pablo Müller


 

«desteje un abrigo viejo»

Laura Giordani

 

En esta ciudad en abril

hay músicos viejos tocando en la calle

por monedas que bailan en los bolsillos,

 

tienen el aire de los esposos viejos,

un cartel arrugado que anuncia

se alquilan para bodas y fiestas,

 

a las ocho de la tarde, en el tiempo

de recogida cuando los niños hacen

los deberes y te llaman para compartir

la alegría que les sobra.

 

jueves, 8 de mayo de 2014

EL POEMA INVENTOR DEL SILENCIO





«oh poema, inventor del silencio

e inventor de la nieve.»

Leopoldo Mª Panero

 

A Javier Arnaiz

 

El poema es vida o su reflejo,

para ello insiste en colocarse fuera — de la vida,

— nunca lo consigue —

cuando se acerca es vertical,

sin peso,

y es honda,

pariente del mar encrespada,

mareas profundas.

 

No hay tumbas para poemas, ni poemas en vano,

hay olvido como joven muerto sin hijo.

 

No confunde, — olas y aviones,

la primera vez,

el rumor,

el ruido que es silencio,

encuentro casual con ese silencio de un día y su nieve.

 

 

viernes, 2 de mayo de 2014

CARGAR A PLOMO LA MEMORIA


Hijo y abril por Pablo Müller


«cargamos mil kilos de plomo en la memoria»

Laura Yasan

 

Cargar a plomo la memoria

de otro — ayer así

sin poder huir, tal es

el agradecimiento, tal es

el oscuro calor de las letras,

tal es el eco roto

de la noche, metal

que soporte ese peso.

 

Cargar a plomo la escalera

de otro y subir el

imposible otro, conmigo

en el juego, porque

“yo hablo en el nombre de los sobrevivientes”,

hijo, descargar, hijo, en las salidas

de emergencia mis heridas

y las otras, te sea

leve la memoria, te deje

liviana la mía, la tuya que pese

como el papel de estas palabras.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...